Rusia confiado en vencer a Argentina

Jueves, 18 Septiembre   

En semifinales de Copa Davis

El equipo ruso se mostró confiado en sus aspiraciones de derrotar a Argentina en semifinales de la Copa Davis, que se jugará este en el Parque Roca de Buenos Aires.

Cuarto juego entre argentinos y rusos en seis años

“Vinimos con el mejor equipo que tenemos en este momento, y el tenis ruso está en un momento de auge”, señaló el capitán de Rusia, Shamil Tarpischev, al hablar en el mismo escenario donde se desarrollará la serie.

“La cancha está como la esperábamos. Ya es la tercera vez que jugamos en la Argentina y ya sabíamos cómo iba a estar”, añadió el capitán del equipo visitante, que condujo a los europeos en los partidos contra los albicelestes en 1985, cuando aún era la Unión Soviética, y más recientemente, en 2003.

Tarpischev consideró “apresurado” anticipar quienes jugarán durante el fin de semana.

No obstante, lo más probable es que Nikolay Davydenko (6 del ránking mundial) e Igor Andreev (19) disputen los individuales, mientras que Dmitry Tursunov (26) e Igor Nunitsyn (72) estarían en el dobles.

“Argentina es un equipo muy fuerte. (Juan Martín) Del Potro está jugando muy bien y (David) Nalbandian quizá no está en su mejor nivel, pero sabemos que en cualquier momento puede aparecer, así que puede pasar cualquier cosa”, analizó Andreev.

Admitió que “el viernes puede ser un 2-0 para nosotros o para la Argentina. La eliminatoria está muy igualada”.

El segundo jugador ruso también se refirió al multitudinario apoyo que tendrá Argentina, ya que el estadio del Parque Roca contará con 14.000 espectadores locales en cada una de las tres jornadas.

“Sabemos que el público aquí es muy caliente, que apoya mucho a sus jugadores, que muchas veces convierte un partido de tenis en uno de fútbol”, dijo.

Pero, agregó que “ya tuvimos la experiencia de jugar en Chile hace dos años y supongo que veremos algo parecido. Quizá lo que pasamos allí nos sirva también aquí”.

De su lado, Davydenko se limitó a expresar su deseo de “poder jugar mejor de cómo lo hice en Nueva York (durante el reciente Abierto de los Estados Unidos)”, en alusión al encuentro que debería disputar el viernes ante el ascendente juvenil Del Potro.

Tursunov, el primero en llegar a Buenos Aires el fin de semana pasado, refirió al estado de la cancha y minimizó las críticas que se habían escuchado del lado argentino.

“Es muy normal que (las canchas) tengan algún problemita, sobre todo las de polvo de ladrillo, y puede pasar en cualquier lado. De hecho, lo mismo sucedió en Moscú cuando otros rivales también se quejaron”, aseguró.

Insistió en que “salvo en Roland Garros, donde las canchas están casi perfectas, el resto es susceptible de tener algún problema”.

El de este fin de semana será el cuarto partido entre argentinos y rusos en seis años, con victorias de los europeos en la semifinal de 2002 (3-2) y la final de 2006 (3-2), ambas veces en Moscú, mientras que los sudamericanos se impusieron con un rotundo 5-0 en los cuartos de final de la Copa Davis 2003.